Cómo prevenir la cuperosis

Prevenir la cuperosis no es una tarea fácil, y más que nada, se trata de llevar una buena higiene y hábitos saludables.

Hay que pensar que los cambios bruscos de temperatura u otros factores que agravan la vasodilatación como un baño caliente o un plato picante (empeoran el enrojecimiento).

Entre otros factores que condicionan a la aparición de la cuperosis están también:

  • Exponerse a funtes de calor como chimeneas, mantas térmicas o radiadores
  • Uso de jabones agresivos, peeling químico o exfoliantes
  • Agua con mucho cloro o muy calcárea
  • Radiación solar y lámparas UVA
  • Estrés y agotamiento

Para una correcta prevención siempre es mejor usar los cosméticos adecuados para condiciones climáticas desfavorables además de los productos habituales hidratantes y protectores de la piel.

Si hablamos de fotoprotectores, éstos deben proteger frente a radiaciones UVA, UVB e IR ya que evitamos el fotoenvejecimiento celular.

Esta tarea se hace un poco dificultosa, por lo que otra medida es reducir nuestro tiempo máximo de exposición solar.

Otras pautas que nos ayudarán a combatir la aparición de cuperosis es evitar el consumo de alcohol, tabaco y sustancias excitantes, así como mantener un dieta rica en verduras y frutas.

Deja tu respuesta